Tres Grandes Descubrimientosque abrieron la puerta a la Necesidad de una Terapia Complementaria

Tres Grandes Descubrimientosque abrieron la puerta a la Necesidad de una Terapia Complementaria

Cada investigación aplicada a seres humanos en el ámbito de la medicina, psicología, neurología, contrariamente a lo que se pensaba, no produjo una brecha entre el hombre y la ciencia, sino que nos acercó más a la importancia que cada ser humano tiene sobre su propio destino y su salud.

La relevancia de los patrones aprendidos durante nuestra infancia, el significado que le damos a los eventos de nuestra vida, la forma de procesar las emociones, el tipo de creencias, son partes cruciales de nuestra forma de gestionar el estrés y de poder resolver y responder a las situaciones de la vida. Es tan fuerte la relación mente-cuerpo-emoción que fue necesario crear una nueva ciencia que se ocupe de éste tema la Psiconeuroinmunidad.

Hoy vamos a hablarles de tres de los descubrimientos que dieron lugar a la necesidad de crear una Terapia Complementaria que acompañe a cualquier proceso de sanación.

1) NeuroPlasticidad

La neuroplasticidad es la capacidad que tienen nuestros cerebros de formar y reformar redes neuronales a partir de nuestras experiencias, es decir, la habilidad de moldearse con el aprendizaje. Nuestro cerebro tiene un proceso de sinapsis (comunicación entre neuronas) que le da la capacidad al sistema nervioso para cambiar adaptativamente su organización estructural y funcional ante diversos estímulos y el entorno.

Dicha habilidad se presenta, cuando por ejemplo se aprende, recuerda o memoriza algo, tal como un nuevo idioma o un instrumento musical. Este proceso no es algo que se da en un momento determinado, sino que se produce constantemente, incluso cuando estamos durmiendo.

¿Por qué es importante?

Porque nos dice que siempre podemos cambiar, aprender, que nada es fijo.

2) los dulos Cerebrales

Los módulos son conjuntos de estructuras cerebrales que trabajan coordinadamente para cumplir una función específica. Esto significa que nuestras memorias no están en un solo lugar, sino que se forman por la interacción de muchas zonas del cerebro. Cada vez que necesitamos recordar o memorizar, se activan toda una serie de módulos para poder lograr el proceso. Según los investigadores, estos módulos trabajan en conjunto. Sin embargo las investigaciones también demostraron que algunos trabajan independientemente y hay algunos que apenas se comunican entre sí; Una lectura increíble fue la de las psicopatías en donde algunas zonas se aíslan o funcionan en paralelo en distintas áreas del mismo cerebro.

¿Por qué es importante esto?

Porque nos habla de un cerebro interactivo, no lineal, en donde es necesario encontrar el fragmento correcto que se necesita trabajar.

3) el Reciclado

Nuestro cerebro y nuestro cuerpo en general no construye desde la nada, sino que va evolucionando desde lo que ya tiene construido. Cada nuevo paso de la evolución se hace utilizando y reutilizando lo que ya tenemos en nosotros. Este mismo proceso también es utilizado por la memoria, tanto intelectual como emocional, ningún evento se graba en material virgen sino que se une y moldea a las experiencias anteriores. Esto hace que no siempre logremos tan buenos resultados cuando debemos enfrentar al mundo. Según los Neurobiólogos muchas de las nuevas adaptaciones no siempre tienen el funcionamiento óptimo que deberían tener y a veces son responsables de muchos de los problemas que hoy tenemos, pero éste es tema para otro día.

¿Por qué son tan importantes estos conceptos?

Para desarrollar la importancia de estas ideas vamos a contarles la historia de una consulta, para ejemplificar cómo funcionamos y cómo debemos realizar la intervención.

Para lograrlo primero vamos a agregarles un dato y es que el cerebro no memoriza en palabras, ni en imágenes, de hecho solo el cerebro frontal y parte del hemisferio izquierdo comprenden palabras, el hemisferio derecho es totalmente mudo; nuestro cerebro para funcionar utiliza un proceso neuroquímico , este proceso todo el tiempo es reelaborado por nuestro subconsciente, por lo que estadísticamente nuestros recuerdos rara vez son literales, sino que están reinterpretados por nuestras experiencias anteriores. El Dr Thomas Tan Wang dice que “para algunas partes de nuestro cerebro algunos estímulos que se ve obligado a procesar son tan extraños como tratar de aprender colores con el oído”, por esta razón a veces respondemos a la realidad de forma totalmente incoherente al lo que necesitamos, como el caso de una persona que cada vez que se siente encerrado, se como una pizza y pesa 150 kg., o el caso de los asesinos seriales que encuentran su paz matando a otro.

Una Historia real…

Estamos frente a una persona de 35 años, que tuvo una vida aparentemente normal. Sus dos padres permanecen juntos, se crió con un hermano, estudió y logró terminar la universidad, hoy está trabajando de su profesión y finalmente el auto que venía pagando en cuotas está en sus manos.

Desde hace 6 meses (coincidente con la adquisición de su auto) se siente angustiado, tiene una tendencia depresiva desde siempre, pero que ahora está empeorando y hace dos días tuvo su primer ataque de pánico. Se relaciona bien con pares, pero sus parejas nunca duran.

Cuando se lo interroga sobre su vida y su infancia, no puede recordar eventos especialmente raros. Pero al realizar un proceso de rastreo subconsciente (técnica inductiva de búsqueda, que partiendo de un evento presente utiliza las redes neuronales para acceder a las memorias del subconsciente), todo el argumento cambia y empieza a hablar de parejas torturantes que lo engañan, relaciones con mujeres casadas y una tendencia a tener las tarjetas sobresaturadas, llevando una lucha constante con los bancos.

¿Qué encontramos al rastrear el subconsciente?

  • Durante dos viajes familiares presenció accidentes múltiples en ruta, en donde murieron varias personas, evento que dio lugar a que la familia hablara durante horas de accidentes y muertes.
  • Su familia tiene un tinte socialista y durante toda su vida escuchó el tremendo desprecio hacia las personas con dinero.
  • Recordó varias peleas entre sus padres, por infidelidades (nunca demostradas), seguido de pequeñas épocas en donde su madre estaba deprimida.
  • El auto gris de su tío que los vino a buscar para los entierros de sus abuelos.

Luego de hacer varios trabajos de alineación se encontró

  • Tener auto es bueno… Pero los autos te llevan a la muerte.
  • Estudiar es bueno… Pero tener dinero no.
  • Quiero progresar y ser alguien… Pero eso me convierte en un mal tipo.
  • Quiero una pareja y ser feliz… Pero las parejas maltratan y lastiman.
  • Ya llegaste a donde querías descansa un poco… La vida es lucha, el dinero, los abusadores, el capitalismo, no hay paz…
  • Quiero el amor… Elijo mujeres que sé, muy conscientemente que no pueden estar conmigo.

La mente de esta persona estaba desdoblada en dos líneas procesales opuestas. Una formada por sus elecciones de vida y la otra por preconceptos adquiridos casi opuestos. Que provocó el ataque de pánico y el boicot económico. Un shock traumático que lo llevaba a repetir la experiencia de fracaso de su madre con las parejas y una base depresiva por vivir en un mundo amenazante.

Se trabajo con Técnica de shock traumático, reprogramación y recapitulación hasta que todo quedo ordenado (nunca volvió a tener pánico, la depresión leve tardo tres meses y las relaciones de pareja van mejorando).

Muchas veces eventos terribles son superados fácilmente, otras, como en éste caso eventos casi comunes dejan grandes huellas. Cuando se realiza un trabajo de reprogramación es necesario encontrar el módulo correcto, el evento justo y el recurso o técnica que pueda darnos acceso a ese lugar para desbloquear o crear nuevas redes neuronales.

La BioNeuroDesprogramación es una larga serie de técnicas diseñadas para el rastreo y el abordaje para diversas situaciones. Hay mucho desarrollado pero aún más por descubrir. Los invitamos a ser parte de nuestra escuela y ser parte de la creación de esta Nueva Terapia Complementaria.

Dejá un comentario